ARIANE Capuccino

    • cocinas_5_0
    • cocinas_5_1

La estancia preferida de la casa

Aspectos como la uniformidad de tonos de muebles y encimeras, el aprovechamiento del espacio o la integración de la zona de comedor, hacen que la cocina deje de ser sólo un espacio de trabajo.

Estándar Santos: optimización del espacio

Santos dispone de un mueble estándar de 81 cm de altura, equipado con cajones de 60 cm de profundidad que soportan hasta 65 kg de peso. Esta composición permite contar con una mayor capacidad de almacenamiento, ofreciendo un 20% más de capacidad que los cajones más habituales del mercado de 50 cm de profundidad.

Proyección horizontal: tres niveles de organización

La proyección horizontal estructura la zona baja de la cocina en tres niveles equipados para conseguir una mejor organización y la máxima capacidad: el primer nivel se destina al almacenamiento de menaje, el segundo a albergar loza y alimentación y el tercero a almacenaje de ollas, sartenes y diversos utensilios de gran tamaño.

Zócalo reducido: más capacidad

La altura del zócalo se reduce a 9 cm para ceder espacio a favor del mueble y ganar así en capacidad.

Zócalo con ventilación

El zócalo cuenta con un sistema de ventilación que permite la circulación del aire en la zona del frigorífico, contribuyendo de esta forma a su correcto funcionamiento y a la prolongación de su vida útil.

Espacios integrados: mucho más que un lugar de trabajo

Al integrar la zona comedor no sólo se gana en funcionalidad, sino que la cocina deja de ser exclusivamente un espacio de trabajo para convertirse en un lugar donde toda la familia pueda encontrarse a gusto.

Menos metros cuadrados, más ingenio

La zona de columnas está equipada con muebles que, además del frigorífico, la cafetera y el horno, permiten integrar cajones interiores de fácil acceso que funcionan como zonas de almacenamiento adicional.