MINOS Blanco BD

    • cocinas_11_0
    • cocinas_11_1

Todo a un paso

Cocina de 20 m2 con amplios ventanales, en la que la influencia de la luz natural se potencia mediante el empleo del color blanco en los muebles. La isla reúne, de manera organizada y en un espacio reducido, las zonas de lavado, cocción, almacenaje y comedor. Los muebles columna integran los principales electrodomésticos: frigorífico, horno y lavavajillas.

Los cubos, en el cajón superior

Mueble portafregadero con cubos para residuos en el cajón superior. Esta disposición hace que se encuentren más accesibles.

Cajón inferior aislado

Mueble portafregadero con cajón inferior aislado e independiente. Al verse privado de olores y humedad, puede emplearse para almacenar alimentos.

La encimera se convierte en barra auxiliar

La encimera prolongada de Ferrostone blanco ofrece un espacio que funciona como mesa auxiliar, favoreciendo además la uniformidad cromática de la isla.

Solución sobre solución

El apilamiento vertical proporciona zonas adicionales de almacenaje, y permite disponer de varios electrodomésticos en un espacio reducido. En este caso, en una columna de 60 cm de ancho se han reunido el horno y el lavavajillas, haciendo posible que éste se encuentre justo frente a la zona de lavado.

Más funcionalidad, más capacidad

Muebles de 81 cm de altura con encimera de solo 2 cm de grosor, en los que es posible integrar una placa de cocción sin renunciar a la utilidad del primer nivel de cajón.

Pureza de líneas y uniformidad cromática

La serie Minos se caracteriza por la depuración de elementos. Su tirador oculto hace que los frentes resulten más atractivos, pero también mucho más fáciles de limpiar. La pureza de líneas se ve acentuada por el empleo del blanco en los distintos elementos que integran el conjunto: gola, tirador, frente y zócalo.

Parrillas interiores

Mueble columna con parrillas interiores elaboradas en madera de haya. La superficie opcional de vidrio permite disponer elementos con base reducida, evitando que vuelquen.

Una isla en 20 m2

En una isla de dimensiones reducidas se integran las zonas de preparación, cocción, lavado y almacenaje, además de una barra para desayunos y comidas rápidas. De esta forma, la isla constituye un lugar de trabajo cómodo, organizado y agradable, en el que todo se encuentra accesible sin apenas necesidad de desplazamientos.